La maduración de la carne

La chuleta está de moda y como ocurre con todas las modas, tiene que evolucionar, ser más sofisticada, aportar novedades para captar nuevos adeptos y fidelizar a los consumidores habituales. Las modas no se pueden estancar, no pueden permanecer quietas mucho tiempo. Si el producto no cambia, la tendencia es efímera, pasajera, su impacto en el mercado se diluye en poco tiempo y las ventas… caen.